sábado, 10 de octubre de 2009

Entrevista de Juan Pomponio para su sitio Fragua Universal




El poeta Gustavo Tisocco nos dice: “Dijo que no, que no renunciaba al paraíso / pero cayó en sus brazos. / De todos los venenos / eligió la fragancia / de sus pies desnudos. / Desoyendo mandamientos / aspiró el néctar salado / y se cumplió el designio. /Ahora la consume el fuego.” Esa es la voz del poeta ¿Qué podría agregar con mis palabras cuando todo está contenido en su obra? Disfrutemos de su pensamiento para conocer un poco más al hombre que existe detrás del nombre.

Juan Pomponio, Ranelagh, 10 de octubre de 2009


ENTREVISTA

1 – Muchas veces me preguntan sobre la diferencia entre un poeta y un escritor. ¿Existe algo así?

El poeta desde el sentimiento, desde el compromiso con la PALABRA grita, pone al descubierto lo que nos duele como así también lo que nos otorga el elixir de la belleza. El poeta pone de sí la tinta de su sangre y aunque salga herido la eternidad reside en ello.
El poeta conoce los rincones que pocos habitan, conoce de la luz, también del universo.
El escritor escribe.

2 - ¿Cómo se llevan Gustavo Tisocco médico neonatólogo con el Poeta Gustavo Tisocco?

Ambas tareas son tomadas con amor, respeto, compromiso y admiración. Soy feliz pudiendo llevar a cabo ambas cosas, sin que la una le quite a la otra algo de mí.
Obviamente las dos me otorgan la proeza de la magia. Quizás sí con neonatología vivo desde lo material, al cobrar por mi trabajo un sueldo, pero con la poesía, ay con la poesía, vivo en lo más elevado que se puede vivir orillando sentimientos y llenando mi espíritu de las estrellas que me otorga el cosmos.

3 - ¿La poesía vino después de medicina o cómo fueron ambos encuentros?

La poesía estuvo desde que necesité expresarme, siempre fue mi habitante, siempre tomó mi casa. La neonatología vino después con las opciones de la vida.

4 - ¿Cuál es la importancia de obtener un premio literario? ¿Existen los concursos arreglados de antemano?

Un premio es un estimulo, siempre que sea algo genuino y transparente, siempre que para ello no dejemos cadáveres en el camino. Concurso hubo, hay y habrá de todo. Nunca concurso en nada que haya que pagar. Para mí el mejor premio es la comunidad con los demás poetas.

5 - ¿Qué recuerdo más nítido puedes contarnos del pueblo de tu infancia?

Son tantos Juan que me embarga el olor a mandarina, los nísperos en la casa de mi abuelo, las glicinas en el patio de la abuela. Mi río, las calles de piedra, mi bicicleta.
Los amigos de la infancia, que son los eternos, mis hermanos, el juego a la escondida, la rayuela y mis padres siempre abrazando, como hasta ahora.

6 – Seguramente como médico habrás tenido contacto con la muerte ¿Cómo la ve el Dr. Tisocco y cómo la percibe el Poeta?

El doctor y el poeta la ven como parte del vivir.
Es como lo dice la filosofía oriental al hablar de los karmas, todos tenemos acá en la tierra una misión, una impuesta kármica, algunos la pagan sobre que nacen, cumplen su misión, otros deben vivir mucho tiempo, incluso reencarnarse, para poder lograr así la sabiduría total, la eternidad.
La muerte no me asusta ni me duele, sí me asusta dejar a los que amo y viceversa.

7 – Si te digo la palabra AMOR ¿Qué poema tuyo nos regalarías para poder disfrutarlo?

Te dejo el que me representa, el más genuino desde mi elección sexual.

Confieso que he amado
y me apuntaron todas las manos
y sangró mi casa
y estuve en guillotinas
de lenguas pudorosas
y denunciaron mi corazón desnudo
y encarcelaron los gorriones de mis ojos
y solo me dieron un vino rancio
que no bebí.

Confieso que he amado
y es mi gloria la condena.

8 - ¿Cómo ves el estado actual de la humanidad?

El hambre, las guerras, el egoísmo de los que nos gobiernan, el egoísmo de los que están en contra de tal o cual gobierno, la ambición, el poder, la discriminación, todo nos llevó a un fondo oscuro y doloroso.
Creo sí que muchos empezamos a buscar ese mundo ideal que tanto anhelamos. Por suerte hoy valoramos nuevamente la Paz, la ecología y la espiritualidad, lo que nos llevará a lograr ese soñado mundo mejor. Ojalá la humanidad toda sea conciente que la riqueza reside en la entrega al otro desde la única consigna de lograr así la felicidad.

Muchas gracias Juan por ser parte de este mundo mejor que empezó a abrirnos sus puertas.
Un abrazo Gus.


Publicada en: http://www.fraguauniversal.blogspot.com/

4 comentarios:

Anonymous Sonia Quevedo ha dicho...

Pasó mucho tiempo, más, valió la pena la espera.
Esta entrevista es preciosa por mostrar al medico-poeta o viceversa; siendo realmente valioso, sensible y grande, ese SER HUMANO compartido.
Eres la más cálida persona que, “Gracias a la vida” he encontrado en este mundo maravilloso y extraño (para mí) llamado Internet.
Gracias a Juan Pomponio por regalarnos estas gratas confesiones; y para ti poeta,
Un fuerte abrazo.

Sonia

1 de noviembre de 2009, 18:10  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Un ejemplo de vida Gustavo, desde todos los lugares.
Destacable, para todos nosotros siempre!!!
un cariño

20 de noviembre de 2009, 13:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
Una entrevista que pinta por entero a Gustavo. Excelente.

20 de febrero de 2010, 8:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gustavo: el poema-regalo me emocionó..., cuanto fui leyendo y sintiendo de cuanto te han escrito, inclusive poemas por tus obras. Y la Entrevista... me subraya una vez más al ser humano tan pleno en su misionar como poeta, como médico, como persona en esta vida y en las vidas. Te felicito y te abrazo con el corazón, Gustavo. Gracias por estar en mi vida a través de la poesía y de tu luminoso ser.
Cecilia Glanzmann

26 de mayo de 2010, 10:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal